Cambia tu tiempo es un Programa social, administrado y operado por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Tabasco que tiene como objetivo:

  • Fomentar en ti y tu familia una cultura de apoyo.
  • Desarrollar actividades de asistencia social.
  • Apoyar preferentemente a grupos vulnerables.
  • Reconstruir juntos el tejido social.
Creas tu cuenta en línea
Entregas tus documentos y tomas tu Plática de Inducción (en oficinas de tu municipio)
Agendas actividades, ayudas a quien lo necesite y obtienes muchos beneficios

Blog


Lo que mi meta me dejó – Francisco

Una de las cosas más padres de ser parte de Cambia tu Tiempo es que no sólo se comparten sonrisas, historias y experiencias con otros participantes, sino que a través del apoyo que brindas a los demás, puedes hacer feliz a alguien especial. Esto fue lo que le ocurrió a Francisco, que al fijarse un

Una de las cosas más padres de ser parte de Cambia tu Tiempo es que no sólo se comparten sonrisas, historias y experiencias con otros participantes, sino que a través del apoyo que brindas a los demás, puedes hacer feliz a alguien especial. Esto fue lo que le ocurrió a Francisco, que al fijarse un objetivo logró su cometido y aprendió en el camino. ¡Suéltala Francisco!

Faltaban unos meses para el cumpleaños de mi mamá y no sabía qué regalarle. En eso recordé que tiempo atrás unos amigos que ya estaban inscritos en el programa me invitaban a formar parte también, pero yo no quería por la escuela. Fue entonces que pensé que sería una buena idea invertir mi tiempo y esfuerzo para regalarle algo bonito a mi mamá con mis puntos para su cumple. Así que con ayuda de un amigo me inscribí y entregue mis papeles, con la meta que ahorraría todo lo que pudiera hasta llegar la fecha esperada.

1Mi primera actividad fue una especial, en el Centro de Convenciones. Al llegar me sentí muy nervioso, debo reconocer que con mucha pena, pero no dejaba de pensar el porqué estaba participando. Después de superar esa primera gran prueba, realicé varias actividades más; unas me gustaban más que otras, pero la primera en gustarme mucho fue en el mercado, pues el hecho de ayudar a las personas a llevar sus compras estaba padre. Lo mejor era que platicaba con ellas y sinceramente sentía que el tiempo se iba muy rápido.

Otra de mis actividades favoritas fue en Base 4, pues pensaba que hacer ese tipo de trámites era bastante confuso, pero al estar ahí me di cuenta que nosotros prácticamente ayudamos a que las personas no se desesperen al ver tantas ventanillas y no saber a cual ir.

Sin embargo, las actividades que casi no me gustaron fueron con los niños, honestamente el estar con muchos en los CENDIS hacían mis horas de actividad eternas… Hasta que visité los Centros VIDHA, pero esa es otra historia :).3

En fin, llegó el día que tanto había esperado, estaba demasiado feliz por darle mi regalo a la mujer que siempre lo da todo por mi, mi mamá. Le expliqué lo que había hecho y la acompañé a comprarse lo que quiso. Hasta creo que yo me sentía más feliz que ella porque había logrado mi propósito, pero no podía evitar sentirme algo triste porque según yo: “ya no iba a agendar”.

Durante casi 15 días de no agendar pensé en todos los beneficios que me trajo participar en Cambia tu Tiempo cómo ahorrar, hacer nuevos amigos y ayudar a otros. Recordar esto me hizo sentir bien, así que aproveché la oportunidad de que ya habían actividades en mi municipio y volví a integrarme al programa. Ahora me es más cómodo participar, pues los fines de semana estoy en mi pueblito y el resto de la semana en Villa mientras estudio, jajaja.

Según yo sólo iba a participar hasta cumplir mi meta, pero debo reconocer que la capacidad de hacer nuevos amigos, el poder encontrarlos en la calle y saludarlos e incluso conocer a varios que estudian en la uni conmigo ahorita está muy padre. – Francisco

No lo olvides, tú también puedes participar en este espacio. Comparte tu historia, anécdota o aventura con nosotros enviando un Inbox con el hashtag #InterCambia, tu folio, nombre completo y municipio.

Valores que rehabilitan – Diana

A muchos nos cuesta ponernos en los zapatos de otro y solidarizarnos, pero ¿qué sucede cuando por un momento lo intentamos? Eso fue lo que le sucedió a Diana al realizar una actividad en un Centro Asistencial que le dejó un bonito recuerdo. ¡Suéltala Diana! Una experiencia muy grata que tengo es de cuando fui

A muchos nos cuesta ponernos en los zapatos de otro y solidarizarnos, pero ¿qué sucede cuando por un momento lo intentamos? Eso fue lo que le sucedió a Diana al realizar una actividad en un Centro Asistencial que le dejó un bonito recuerdo. ¡Suéltala Diana!

1Una experiencia muy grata que tengo es de cuando fui a una actividad en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE). Era la primera vez que mi líder me asignaba al área de mecanoterapia, y desconocía totalmente de qué trataba.

Al llegar al área empezamos una primera ronda de ejercicios con unos pacientes, eran ejercicios fáciles en los que podríamos apoyar y después de esta ronda hubo otra donde los ejercicios tenían un grado de dificultad mayor para los pacientes.

Había un señor que acudió sin compañía a su terapia, entonces me acerqué y le dije que lo iba a apoyar a realizar sus ejercicios, y que lo iba ayudar en todo momento.

Fue una experiencia increíble que me gustó muchísimo ya que yo también tenía que hacer los ejercicios junto al paciente. Llegó un punto en el que el señor se cansaba y yo lo animaba y le ofrecía que se apoyará en mí, que yo estaba para ayudarle.2

Pude sentir su agradecimiento en sus palabras cuando terminó la rutina, ya que cuando se iba me dijo que realmente fui de gran ayuda porque nadie de su familia lo acompañó ese día.

Me sentí muy feliz y agradecida por lo que me dijo, ya que mi papá también es una persona con discapacidad. Sé que no es fácil para ellos y en lo personal no me gusta dejarlo salir solo; es por eso que me pregunté ¿por qué a este señor no lo acompañaron?

Sin embargo, para mí fue algo muy bonito, algo que me llegó realmente al corazón. Fue una actividad que me marcó como persona y como ser humano.

“Me sentí muy feliz y agradecida al ayudar, porque yo sé lo que es atender a un familiar con discapacidad”. – Diana

No lo olvides, tú también puedes participar en este espacio. Comparte tu historia, anécdota o aventura con nosotros enviando un Inbox con el hashtag #InterCambia, tu folio, nombre completo y municipio.